Madre de Dios clama ‘Justicia para Freysi’

Apenas dos días después de cumplir tres años, la pequeña Freysi fue violada y asesinada. Le arrebataron la vida cuando apenas empezaba a vivirla. Un cruel y horrendo crimen que no puede ni debe quedar impune. Familiares, amigos y madrediosenses piden, a una sola voz, justicia.

Familiares y vecinos piden justicia y que el caso no sea olvidado. Foto: Paolo Peña

Por: CAAAP

21:00| 25 de noviembre de 2020.- Freysi celebró, el domingo 15 de noviembre, su tercer cumpleaños. Fue en su casa del Centro Poblado Malinowski, en una zona dedicada a la minería y a la agricultura que se ubica al interior de la ‘La Pampa’, en Madre de Dios. Le habían comprado un vestido rosa.  Lució radiante. Freysi era la única hija de una pareja que llegó, desde el Cusco, para radicar a orillas del río Malinowski.

Menos de 48 horas después, fue encontrada sin vida en un descampado conocido como Cañaveral, con signos de haber sido ultrajada y torturada. Su cuerpecito, que había sido sepultado apenas unos centímetros bajo tierra, aún conservaba el vestido rosa que le regalaron por su cumpleaños. Con solo tres años, Freysi fue víctima del horror y la crueldad de una persona que la enterró mientras seguía con vida. Según la necropsia, murió asfixiada por la tierra que ingresó a sus pulmones.

La violencia que sufrió Freysi ha conmocionado e indignado a la población de Madre de Dios, colectivos feministas y a ciudadanos en general de todo el país. Exigen justicia para que este crimen no quede impune, y para que se le otorgue la máxima pena al agresor. Un día después del trágico suceso, la madre de la niña también pedía, con lágrimas de impotencia, de tristeza, de profundo pesar, que este caso no sea olvidado.

“Quiero justicia, que el Gobierno Regional y el presidente que ha entrado me apoyen con lo que le ha pasado con mi hija. Quiero que las autoridades se apuren y llegar hasta lo último para que este crimen no quede impune”, exclamaba Erika Álvarez Vergara durante una entrevista con Radio Madre de Dios.

El 20 de noviembre, en el Día Internacional del Niño, el Poder Judicial dictaba nueve meses de prisión preventiva para el presunto autor intelectual del asesinato de Freysi, un vecino de la zona que la madre había sindicado como el principal sospechoso. Félix Salas Cusihuallpa es un anciano de 77 años. Había sido la última persona en ver con vida a la menor y, según había advertido la madre, había actuado de forma extraña cuando ella acudió a preguntarle por el paradero de su hija.

Poco después, la Policía confirmó la teoría de la progenitora, pues el cadáver de la menor fue ubicado a cien metros de la vivienda del anciano. También se hallaron entre sus sábanas rastros de sangre y cabello, que han sido enviados a Lima para determinar si coinciden con el ADN de la víctima. Lo más desesperanzador es, sin embargo, que el hombre de 77 años no habría actuado solo porque, durante los exámenes practicados a Salas Cusihuallpa, no se encontró evidencia que demuestre que abusó de la menor.

La tristeza e indignación por la muerte de Freysi ha llevado a que un grupo de casi 70 vecinos del Centro Poblado Malinowski, del distrito de Inambari, hicieran un viaje de cinco horas para llegar a Puerto Maldonado. Más de 70 personas, entre familiares y miembros de la comunidad, se congregaron en la Plaza Bolognesi el lunes pasado para hacer oír su voz de protesta. Ellos temen que el anciano de 77 años sea liberado y regrese a la comunidad. Piden a las autoridades una investigación profunda en el lugar de los hechos, con el propósito de aclarar lo sucedido.

Con motivo del 25 de noviembre colectivos de Puerto Maldonado convocaron a una vigilia en memoria de Freysi y de todas las víctimas de la violencia machista. Foto: Cedida

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) también se ha pronunciado para exigir que el fiscal a cargo del caso solicite la máxima pena contra el agresor, tomando en cuenta que el crimen de Freysi tiene por agravantes su edad, la violencia sexual y la crueldad con la que fue perpetrado. También han indicado que están brindando soporte legal a la familia, a través de un abogado que les está acompañando en el proceso judicial; y atención psicológica, pues la mamá de la niña asegura que no puede dormir por todo lo sucedido.

Hoy, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, decenas de ciudadanos realizaron una vigilia en la plaza de armas de Puerto Maldonado. Integrantes de los colectivos Ni Una Menos, la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú, y de la sociedad civil colocaron decenas de velas en el centro de la plaza. No solo exigieron justicia para Freysi, sino también para las demás víctimas de feminicidio, que en lo que va del año suman cuatro en Madre de Dios.

Artículos relacionados

Casos confirmados de COVID-19 en la Amazonía Peruana

https://www.caaap.org.pe/2020/COVID19/Agosto/Actualizacion-covid19--02-agosto.jpg

Ud. es el visitante N°

Facebook

Correo institucional CAAAP

Pin It on Pinterest