Ucayali: Ningún distrito está libre tras reportarse los seis primeros positivos en Purús

Era la única zona de Ucayali que, gracias a su aislamiento fluvial y terrestre y al control militar en la frontera con el vecino país, resistía a la pandemia, pero hoy en la mañana el centro de salud de Purús ha confirmado sus primeros casos, todos población sharanahua y entre ellos un bebé de pocos meses. Días atrás habrían logrado entrar en la noche ‘jalando bote’ por una playa para burlar el control fronterizo con Brasil

La provincia del Purús se organizó para salvaguardar su frontera. Foto: Cedida

La provincia del Purús se organizó para salvaguardar su frontera. Foto: Cedida

Por: Beatriz G. Blasco – CAAAP

15:35|07 de julio de 2020.- El Purús ya no resistió más. Han sido cuatro meses los que esta recóndita provincia de Ucayali, la única que hasta hoy continuaba sin casos confirmados por COVID-19, la más alejada y desprotegida, ha logrado frenar la llegada del coronavirus. Sin embargo, por más controles, medidas y protocolos, el incremento de casos Santa Rosa do Purús, municipio colindante, hacía presagiar la llegada del virus más pronto que tarde. Y es que al otro lado, en Brasil, ya había hasta hace unos días 154 positivos y al menos un indígena Huni Kuin fallecido, según un informe de la ONG Propurús.

Según relatan desde la capital de Purús, Puerto Esperanza, la situación habría sido la siguiente. En la madrugada del miércoles una canoa ocupada por indígenas sharanahuas que se habían quedado, antes de la cuarentena, en territorio brasileño, consiguió burlar el control militar establecido en la comunidad nativa San Bernardo. ¿Y cómo lo hizo? “Apagaron el motor y jalaron su canoa caminando por la playa que queda justo enfrente de la comunidad”, explican. Se trata de un grupo que ya llevaba semanas manifestando su deseo de ingresar, argumentando falta de comida y necesidad vital por retornar. Luego de burlar ese control, el grupo fue directo hasta su comunidad de residencia, Peruanita, que queda a dos horas de surcada desde Puerto Esperanza. Es decir, pasaron de largo la capital.

Unos días después, sin embargo, las autoridades locales supieron del ingreso y de que, además, una parte de ellos habrían retornado durante el último fin de semana hasta Puerto Esperanza para, posiblemente, vender sus productos. Hoy en la mañana, al localizarles, el personal de salud tomó muestras. Resultado: seis positivos y ocho negativos. Entre los casos confirmados, además, estaría el de un bebé de apenas tres meses de edad. En reunión de emergencia durante la mañana las autoridades locales han acordado acondicionar un colegio para el aislamiento de los positivos, aunque el temor es evidente ya que es muy probable que en los escasos días que estuvieron en Peruanita tuvieran contacto con otros paisanos. Es por ello que se espera entre mañana o pasado que una comitiva del centro de salud pueda muestrear y tamizar a la comunidad para conocer, con mayor fiabilidad, hasta qué punto este ingreso habría podido generar un foco de infección y de qué dimensiones.

A partir de ahora todo cambia para Purús. El último lugar de Ucayali en reportar casos confirmados comienza, hoy, a enfrentar la pandemia con el interrogante de saber hasta qué punto podrá controlarse o, si como ha ocurrido en otras comunidades amazónicas, la expansión comunitaria se genera de forma rápida que no haya tiempo para la reacción. 

Artículos relacionados

Casos confirmados de COVID-19 en la Amazonía Peruana

https://www.caaap.org.pe/2020/COVID19/Agosto/Actualizacion-covid19--02-agosto.jpg

Ud. es el visitante N°

Facebook

Correo institucional CAAAP

Pin It on Pinterest