Segunda infectada en Madre de Dios: “Eviten señalar. El estado psicológico juega mucho en esta enfermedad”

A petición propia, la segunda de las dos afectadas por coronavirus en Puerto Maldonado declaró telefónicamente para Radio Madre de Dios para brindar un llamado a la calma y la responsabilidad de la población, así como pedir confianza hacia los profesionales de salud que están en primera línea

Foto: Hisopado. Prueba molecular. (Imagen referencial)

Foto: Hisopado. Prueba molecular. (Imagen referencial)

Por: Radio Madre de Dios / CAAAP

12:00|09 de abril de 2020.- “Creo que una cosa que me ha tenido tensa y me ha enfermado más son las especulaciones de la gente, lo que se ha ido diciendo por redes, indicando que yo no había cumplido las normas, incluso han dicho que había llegado ilegalmente por un camión. Se han dicho muchas cosas que no son, incluso por ahí también se ha filtrado mi nombre. Creo que algunas personas, al momento de conocer las noticias, tienen la reacción de empezar a atacar al otro y bueno, yo también soy hija, compañera, tengo papá y mamá y me preocupo por eso. Soy consciente de que algunas familias se han podido ver expuestas conmigo, involuntariamente, pero lo único que puedo decir es que he seguido todos los protocolos desde que llegué de Lima. La gente debe ser más coherente y no atacar tanto. Hay que evitar tanto miedo innecesario”. Estas palabras son parte del mensaje que la segunda mujer diagnosticada como un caso positivo de coronavirus en Madre de Dios, región que a la fecha solo registra dos infectadas, una de las cuáles ya está dada de alta, ha lanzado a la población madrediosense mediante una entrevista telefónica anónima en Radio Madre de Dios.

A sido ella quien, a petición propia, ha optado por aclarar cuál habría sido su supuesto lugar de contagio (el aeropuerto de Lima) y relatar los síntomas y la atención que viene recibiendo desde que comenzase a sospechar que estaba infectada. Asimismo ha indicado que su regreso de la capital se produjo el domingo, 15 de marzo, justo un día antes de que arrancase el Estado de Emergencia. “Ahora estoy bastante mejor, todavía tengo un poco de tos, pero están viniendo a hacerme el seguimiento constantemente. Ya estoy casi en los últimos días de la fase y, probablemente, pronto me den de alta”, indicó sobre su actual estado de salud.

Los primeros síntomas que sintió fueron dolor de cabeza fuerte, dolor de garganta y, algo que indican muchos infectados jóvenes en todo el mundo y que la OMS valora incluir como un síntoma de diagnóstico, la pérdida del gusto y el olfato. Ante sus primeras sospechas, llamó al MINSA. “Estuvieron muy atentos desde el primer momento, hasta que me tomaron la prueba y llamándome y visitándome constantemente, tanto mientras la espera como después”, agradeció. Y es que, aunque consciente de las grandes deficiencias que el sistema sanitario tiene en Madre de Dios, la afectada pidió confianza. “He tenido muy buena atención, no solo en la parte física, sino también un importante apoyo emocional indicándome los protocolos que se debe seguir para todo, incluso para cuidar mi identidad. Eso es complicado, la gente se alerta y quiere saber quién es. Es un protocolo que trato de cumplir lo más rigurosamente posible”, aseguró.

Al convivir con otras personas en un mismo departamento, indicó que todos sus compañeros habían sido sometidos a una prueba de diagnóstico y, afortunadamente, todos los resultados han sido negativos. “En la casa hemos estado cumpliendo todas las indicaciones, todos aislados sin salir y algunos amigos nos han venido ayudando con las compras”, afirmó tras resaltar la importancia de la higiene en el hogar tanto en el lavado y desinfección de los artículos personales de la comida, así como en el baño, las manijas de las puertas e incluso el piso que también puede ser fuente de contagio. “Nadie está libre, y no necesariamente por imprudencia, sino por muchas razones”, comentó al momento de pedir más empatía a la población.

Y, posiblemente, quienes están más expuestos son precisamente los sanitarios, para quienes tuvo unas palabras de ánimo y agradecimiento importantes: “Sí, esto es una pandemia, pero debemos tener un poco de confianza con el sistema de salud que tenemos, que sabemos que es bastante precario, pero que está haciendo su mayor esfuerzo para cuidar a la población. Hay que darle un poco más de confianza a su labor porque están poniendo todos sus recursos para el bien de todos nosotros. Cuando se lanzan estas cosas ofensivas, no solo hacia el enfermo, sino a lo que viene haciendo la DIRESA, hay que tener más consideración, incluso hay personas que están como apoyándoles como voluntarios. Les tenemos que agradecer mucho, porque ellos también están poniendo en riesgo su salud y las de sus familiares”.

Artículos relacionados

Casos confirmados de COVID-19 en la Amazonía Peruana

https://www.caaap.org.pe/2020/COVID19/Agosto/Actualizacion-covid19--02-agosto.jpg

Ud. es el visitante N°

Facebook

Correo institucional CAAAP

Pin It on Pinterest