Tahuanía, el distrito ucayalino con seis asesinatos en año y medio

La muerte violenta, ayer 24 de junio, de un comerciante en el centro poblado Nueva Italia, que ha sido rápidamente enterrado con el argumento de haber dado positivo a Covid-19, vuelve a indignar y atemorizar al distrito de Tahuanía que, hasta hace dos años, era un lugar tranquilo. Un crimen más que se suma a los cinco que se han registrado meses atrás.

Foto referencial: Municipalidad Distrital de Tahuanía

Foto referencial: Municipalidad Distrital de Tahuanía

Por: CAAAP

20:00|25 de junio de 2020.- Muy atemorizada. Así está la población, algo más de 8.000 habitantes según el censo de 2017, del distrito de Tahuanía (Atalaya-Ucayali), tras conocer el último crimen ocurrido en su territorio. Ayer, 24 de junio, al promediar la medianoche, una nueva muerte violenta consternó a la población con resultado de muerte de un comerciante en el centro poblado Nueva Italia. Según refiere el periodista local Raúl Velásquez, el hecho habría ocurrido en el local comunal y, hoy 25 de junio, “personal policial se ha constituido hasta el Centro Poblado de Nueva Italia, con autorización de la representante del Ministerio Público, para el levantamiento del cadáver, previamente a esta diligencia, se le ha practicado la prueba rápida, dando positiva a Covid 19, por tanto, minutos después se ha procedido a su entierro en el campo santo local”. La agresión se habría producido con arma blanca, por las heridas registradas.

Fuentes locales apuntan a un móvil económico (robo de su mercadería), pues la víctima se dedicaba al comercio y habría sido víctima de un asalto. Pero más allá del hecho concreto, lo preocupante en la zona es la cronología de este tipo de sucesos en el distrito: seis muertes violentas en menos de año y medio. Entre ellas, un comerciante que fue tiroteado en la puerta de su comercio, al abrir la puerta en la noche; un médico veterinario en extrañas circunstancias (se habría simulado su muerte); otra persona baleada en una discoteca; y un joven ashéninka que fue disparado al exigir el pago a su trabajo, presuntamente, en una plantación de coca.

Cuentan los vecinos que, hasta hace dos a tres años, Tahuanía era una zona tranquila. Jamás se habían registrado este tipo de muertes, ni robos ni asaltos como ahora. “Antes teníamos, como en cualquier lugar, accidentes, pero nada de asesinatos. Yo llevo 26 años aquí viviendo y no se han escuchado este tipo de casos jamás. Ha sido siempre un lugar muy tranquilo, la gente muy acogedora, no sé por qué tratan dañar la imagen de este hermoso distrito”, lamenta el señor Aurelio Rimarachín, secretario general del Frente de Defensa de Tahuanía. Asegura que, igual que hoy fue este comerciante, mañana puede ser cualquier otra persona y existe un miedo evidente y palpable entre la población.

La desprotección de esta zona es evidente pero, ¿a qué se debe todo esto? Los vecinos ‘de toda la vida’ culpan, directamente, a la fuerte migración que viene experimentando la zona. Hablan de que existe mucha gente desconocida, procedente de lugares como el Vraem o la selva central. Desde el Frente de Defensa pretenden activar rondas campesinas o comunales, para promover la autodefensa, a la vista de la inseguridad y la falta de confianza en las autoridades. “Lo más triste es que estos asesinatos vienen quedando impunes”, denuncia Rimarachín quien asegura que ya se ha comunicado con el Gobierno Regional de Ucayali.

Desde Tahuanía el pedido es claro: que se interceda ante instancias superiores con el objetivo de que vuelva la tranquilidad a este rincón de la Amazonía.

1230 Leído en total 17 Lecturas hoy