Asháninkas y Matsigenkas de Megantoni denuncian no tener mascarillas ni medicamentos

Se ubican en el distrito más rico del Perú, de donde se extrae el gas de Camisea, en la selva de Cusco, pero aseguran que no cuentan con implementos de protección, medicinas y artículos de limpieza. La comunidad nativa Tangoshiari, ubicada en el río Pagoreni, está completamente desprotegida y pide “no jugar con la salud y la vida de nuestros comuneros”.

La comunidad nativa Tansoshiari se ubica en el río Pagoreni, en la zona del Bajo Urubamba. Foto: Cedida

La comunidad nativa Tansoshiari se ubica en el río Pagoreni, en la zona del Bajo Urubamba. Foto: Cedida

Por: CAAAP

11:15|16 de mayo de 2020.- Mendigos en un banco de oro. Así se autocalifica la comunidad nativa Tangoshiari, una de las que configura el distrito con mayor presupuesto de Perú: Megantoni. En un pronunciamiento firmado por el jefe comunal, Gilberto Chinchay, el sub-jefe, Luis Jonás, y el secretario, Gerner Rojas, la comunidad nativa Tangoshiari, compuesta por indígenas matsigenkas y asháninkas y localizada en el río Pagoreni, se exponen las condiciones en que la comunidad enfrenta la llegada del COVID-19. Relatan que, si bien ellos vienen cumpliendo la cuarentena, su posta está completamente desabastecida y no tienen ningún tipo de protección como mascarillas ni artículos de higiene. Incluso indican que se han intentado, sin respuesta, comunicarse con su alcalde, Daniel Ríos: “Desde las elecciones no hemos vuelto a ver al alcalde por nuestra comunidad. Solo vino el año 2018 para pedir el apoyo con nuestros votos. Ahora no responde nuestras llamadas”.

La falta de víveres también preocupa. “Nuestros alimentos ya están agotados. No llegan víveres ni productos de primera necesidad y tenemos mucho temor de salir a comprar, somos muy vulnerables”. Y, a todo ello, se suma la imposibilidad de poder acceder a la educación virtual por la falta de Internet y equipos. “Nuestros hijos no estudian, no pueden hacerlo”, afirman. Como viven en el distrito de mayor presupuesto de todo el país, no resultan beneficiarios de las ayudas del Estado por este tiempo de emergencia, como las tablets.

“Nos responden como disco rayado que Megantoni tiene mucho presupuesto, que somos el distrito más millonario del Perú. Sin embargo, no nos llegan esos recursos. Somos pobres y estamos marginados. Nos sentimos como mendigos comunales sentados en un banco de oro. Triste realidad de nosotros. Estamos en estado de emergencia varios años”, se lee. Indican que situaciones similares son las que se afrontan en comunidades vecinas siendo ellos, todavía, más desatendidos por estar asentados al final del río. ¿Y qué piden? Apoyo con víveres básicos, con equipos, medicamentos y kits de limpieza, con Internet y equipos que permitan tener acceso a las clases virtuales, con un camino vecinal hacia Kirigueti que les permita comercializar sus productos, con trabajo para sus comuneros cuando se reinicien las obras y con proyectos productivos “para levantar la economía comunal muy golpeada en esta crisis”.

Pronunciamiento de Tangoshiari.

Pronunciamiento de Tangoshiari.

Pronunciamiento de la CN Tangoshiari.

Pronunciamiento de la CN Tangoshiari.

3034 Leído en total 7 Lecturas hoy