Emergencia climática: Una necesidad política global unida a nuestros hábitos de vida

La campaña #Amazonízate viene trabajando, en el mes de noviembre, el noveno principio de su Decálogo Verde que anima a ser coherente con las conclusiones científicas en defensa de la Casa Común

Portada del periódico La Vanguardia del último 5 de noviembre. Foto: Difusión.

Portada del periódico La Vanguardia del último 5 de noviembre. Foto: Difusión.

11:30|22 de noviembre de 2019.- El pasado 5 de noviembre amanecíamos con las portadas de los periódicos del mundo entero haciéndose eco del reclamo, por parte de una significativa parte de la comunidad científica internacional, de una declaración global de “emergencia climática”. La medida, advierte el informe, es imprescindible para evitar un “sufrimiento humano sin par”. Las conclusiones han sido obtenidas a partir del análisis de datos de más de 40 años sobre distintos ámbitos como son el uso de la energía, el crecimiento poblacional, las evolución de las temperaturas, la pérdida de hielo polar, el producto interior bruto, las áreas cultivadas, la deforestación, la emisión de dióxido de carbono o los índices de fertilidad.
Sin embargo, nada de la magnitud de la crisis, ni de la gravedad de sus consecuencias, ni tampoco de la complejidad de las medidas necesarias queda al margen de la manera en la que cada persona vivimos. Cada una de las áreas utilizadas para la elaboración del informe tienen relación directa (aditiva) con nuestra manera de transportarnos o de alimentarnos, con el lugar de origen de aquello que compramos, con la cantidad de productos desechables que forman parte de nuestra vida y los residuos que a diario generamos, por no hablar del ritmo de vida que llevamos en las sociedades urbanas.
En esta línea reza el noveno de los principios del “Decálogo Verde para la Ecología Integral” que la campaña #AMAZONÍZATE ha lanzado para este mes de noviembre: “Serás coherente con las conclusiones científicas en defensa de la Casa Común”. Se cumplen ya 40 años de la celebración de la primera de las Cumbres Mundiales contra el Cambio Climático que en los próximos días sumará 25 ediciones. Las valoraciones por parte de la ciencia son bien conocidas, así como la práctica unanimidad de la comunidad científica en el diagnóstico de la situación. Sin embargo, ni la decisión política, ni la apuesta personal y colectiva por un cambio en la manera de vivir ni de decidir lo que queremos, están a la altura de la gravedad de la crisis.
A lo largo del año, desde #AMAZONÍZATE se han ido presentando distintas claves para ese cambio de vida personal, colectiva y social que requiere la conversión ecológica integral que proponen el Sínodo Amazónico y el Papa Francisco en su encíclica Laudato Sì. En este noveno hito nos detenemos a darnos contra el muro de que ni tan siquiera lo que la ciencia, el pretendido gran faro de la civilización de nuestro tiempo, defiende con claridad cambia nuestra forma de vivir. Por eso se incide en ser consecuentes, el lógico actuar que se convierte en locura y transgresión cuando compromete nuestra comodidad y aquello en lo que basamos la felicidad de los nuestros.

Noveno principio - Amazonizate
De la mano con este noveno mandamiento de la ecología integral, #Amazonízate ofrece una triple apuesta de formación, visibilización e incidencia social. Así, para noviembre, la campaña propone en sus materiales de sensibilización, junto al decálogo verde, el trabajo entorno al “aire” como tema con las fichas didácticas elaboradas desde la Red Eclesial Panamazónica (REPAM). Y, en lo relativo a la movilización e incidencia social, se ofrece una ficha de trabajo sobre los derrames de petróleo del Oleoducto Norperuano y sufridos en diversos puntos del Vicariato Apostólicao de Yurimaguas, donde todo se enmarca. Por otro lado, la celebración de la COP25 y la vinculación de la campaña y los movimientos de jóvenes que han surgido entorno a ella con la inciativa “Fridays for future” (Viernes por el Futuro Perú) y el Movimiento Católico Mundial por el Clima, se traducirá en diversas movilizaciones y actos entorno al 29 de noviembre fecha de arranque de la cumbre en Madrid.
La coherencia personal, como punto de partida para construir una nueva ciudadanía amazónica sensible, formada, informada, comprometida, movilizada y profética: son las seis características que constituyen la llamada “selvanía”, esa ciudadanía 2.0 convertida a la ecología integral por la que hoy grita nuestra Amazonía.

____________________________________________________

Por: Jaime Palacio, coordinador de la Campaña #Amazonízate Yurimaguas

 

225 Leído en total 2 Lecturas hoy