Vicariato de Puerto Maldonado se opone a construcción de carretera Purús – Iñapari

Foto: Cortesía de Upper Amazon Conservancy (UAC)

Foto: Cortesía de Upper Amazon Conservancy (UAC)

-Obispo David Martínez de Aguirre se opone a la construcción de la vía porque afectaría a pueblos indígenas en aislamiento y en contacto inicial. Pide al Estado una atención urgente para solucionar los problemas de la provincia de Purús.

Redacción: Actualidad Ambiental

10:50|15 de agosto de 2018.- A través de un carta dirigida a la población de la provincia de Purús (Ucayali), el obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado, David Martínez de Aguirre, expresó su rechazo a la propuesta de carretera entre los distritos de Puerto Esperanza (Purús, Ucayali) e Iñapari (Tahuamanu, Madre de Dios), debido a que pondría en riesgo a los pueblos indígenas en aislamiento voluntario y en contacto inicial.

Como se recuerda, la mencionada provincia tiene problemas de conexión con el resto del país. No existe una vía terrestre ni fluvial que conecte a Purús con otra provincia del territorio peruano. La única vía es la aérea, a través de vuelos cívicos o comerciales, pero estos no eran regulares.

Debido a esta situación, surgieron diversas propuestas para este problema. Entre ellas, la construcción de una carretera que una las provincias de Purús (Ucayali) y Tahuamanu (Madre de Dios).

Sin embargo, dicha iniciativa fue rechazada por organismos como el Ministerio de Cultura, Ministerio del Ambiente, Defensoría del Pueblo, organizaciones indígenas, e incluso Naciones Unidas porque la construcción de dicha vía afectaría no sólo a las áreas protegidas cercanas, sino también a los territorios habitados por pueblos indígenas en aislamiento.

“En el caso de la propuesta de carretera que conecte la provincia del Purús con Iñapari, hay otro aspecto importante que nos condiciona decisivamente, y es la presencia de pueblos indígenas en aislamiento que, nos consta, habitan la zona que sería atravesada por dicha carretera. De construirse esa vía, la vida de dichos pueblos se vería seriamente amenazada y, siendo los más vulnerables, me veo obligado a no respaldar la propuesta de construcción de la carretera”, resalta el obispo en la carta enviada el pasado 8 de julio.

Asimismo, alertó que esta vía ilegal está avanzando por el lado de Iñapari debido a la actividad maderera. Por ello, pide celeridad al Estado para solucionar los problemas de Purús ya que, a mayor indiferencia de las autoridades, crecen las actividades ilegales.

“Si el Estado no da respuesta inmediata a esta urgente necesidad de conectividad, me temo que en pocos años tendremos una zona similar a otras de Madre de Dios, donde la invasión de terrenos y de actividades ilegales han superado la capacidad de reacción del Estado”, afirma.

El obispo también reconoce que Purús vive en una situación de emergencia, ya que la conectividad no es el único problema de Purús. La extrema pobreza, la falta de profesionales en salud y educación, la falta de fluido eléctrico y conexión telefónica, los precios elevados de los productos de primera necesidad, entre otros, son problemas que necesitan una atención urgente en la provincia.

“Es difícil para mí, que no vivo en el Purús, y no sufro a diario lo que ustedes sufren, el decir NO al proyecto que ustedes ven como la única alternativa que les queda tras muchos años de pelear sin sentirse escuchados eficazmente por los diferentes gobiernos y autoridades. Y este malestar que me queda, me obliga a comprometerme con el JUSTO RECLAMO DE LA CONECTIVIDAD DEL PURÚS. No hacerlo sería una injusticia. Tanto los pueblos indígenas del Purús como el resto de la población tienen derecho a estar comunicados con el resto de la sociedad regional y nacional”, agrega el obispo.

Propone diálogo

En su misiva, el obispo propone que el diálogo donde participen las autoridades de los diversos niveles de gobierno, así como diversos organismos interesados en el desarrollo de Purús. Asimismo, demanda un compromiso serio por parte del Estado para atender a esta población. “Llamamos a un compromiso sincero de todos los que opinan a favor o en contra de la carretera, para lograr la tan ansiada conectividad de la población con el resto del Perú”, sugiere.

David Martínez de Aguirre propone como alternativa al problema de conexión, el fortalecimiento del puente aéreo “considerando tanto el transporte de pasajeros, como de mercancías, tanto de ingreso al Purús, como de salida, asegurando la conexión directa no solo con Pucallpa, sino también con Lima y otros destinos relevantes, y cubriendo la demanda real existente a precios subvencionados”.

Como se sabe, hasta junio de este año, los vuelos de Pucallpa a Purús se realizaban dos veces al mes pero, con la última visita del presidente Martín Vizcarra, se daban una vez por semana, tal como pudo confirmar Actualidad Ambiental.

“Previa a la visita del Papa Francisco, diferentes instituciones como Sernanp, Ministerio de Cultura y federaciones indígenas me enviaron cartas pidiendo que interviniera para frenar la pretendida ‘apertura de trocha’ con la excusa de la visita del Papa a Puerto Maldonado. Hoy les pido yo a ellos y ellas que si realmente quieren frenar la construcción de la carretera, que lo hagamos de forma efectiva, sentándonos a dialogar entre unos y otros y ofreciendo mejores alternativas de solución, exigiendo pasos decisivos para la ansiada conectividad que otorgue la vida digna que nos exige la población del Purús”, concluyó el obispo.

Lee la carta completa:

Carta Del Vicariato de Puerto Maldonado Donde Rechaza La Propuesta de Carretera by spdaactualidad on Scribd

____________________________________
Fuente: Actualidad Ambiental

 

448 Leído en total 1 Lecturas hoy