Federaciones indígenas exigirán en reunión con el Estado nueva consulta del Lote 192

En primer plano, Aurelio Chino Dahua, presidente de la Fediquep, y detrás el viceministro de Gobernanza Territorial. Foto: Puinamudt

En primer plano, Aurelio Chino Dahua, presidente de la Fediquep, y detrás, el viceministro de Gobernanza Territorial, Javier Martín Fernández-Concha. Foto: Puinamudt

22:50|21 de agosto de 2017.- Veintitrés apus o jefes de comunidades nativas de Loreto, ubicadas en la zona de influencia del lote petrolero 192, se reunirán el martes 22 de agosto con representantes del Gobierno central a fin de exigir que se cumpla con la consulta previa para la nueva concesión del citado lote, actualmente operado por la petrolera canadiense Frontera Energy (antes llamada Pacific E&P).

A favor de la consulta se expresó recientemente el viceministro de Gobernanza Territorial, Javier Martín Fernández-Concha, en un encuentro que tuvo con líderes indígenas de la cuenca del Pastaza en Nuevo Andoas (provincia de Datém del Marañón), según explica una nota de la plataforma Puinamudt.

Nuevo Andoas fue escenario por algunos días de una protesta pacífica por parte de seis comunidades indígenas quechuas del Pastaza, que incluyó la ocupación del aeródromo, de uso de la empresa, y el bloqueo de un tramo de la carretera.

La acción se dio en razón de que el 30 de julio venció el plazo que las comunidades quechuas, a través de su federación Fediquep, le dieron al Gobierno para responder a sus demandas sobre la consulta previa del lote, así como a los compromisos asumidos en 2015 por el Estado en las actas de LimaTeniente López y José Olaya.

La protesta fue depuesta el viernes 18 luego de que se confirmara la presencia en el lugar de representantes del Estado, entre ellos Fernández-Concha, y, posteriormente, se programara una reunión en Lima −los días 21 y 22 de agosto− para abordar los citados temas en conjunto con representantes indígenas de las cuencas del Corrientes, Tigre y Marañón.

Consulta previa 

El Lote 192, antes llamado 1AB, lleva cuarenta y seis años operando. Su zona de influencia cubre las cuencas de los ríos Corrientes, Pastaza y Tigre, en donde viven pueblos originarios como el Quechua, Achuar, Urarina y Kichwa.

El lote fue operado en un primer momento por la empresa Occidental Petroleum Corporation, conocida como OXY, que dejó varias zonas contaminadas de petróleo; y luego, en el 2000, entró la empresa argentina Pluspetrol Norte.

En agosto de 2015, venció el contrato de concesión de Pluspetrol y en una consulta previa con claros vicios de nulidad, según señalaron en su momento dos federaciones indígenas implicadas y la sociedad civil que acompañó el proceso, el lote fue cedido por dos años a la canadiense Pacific Exploration & Production, hoy Frontera Energy.

Actualmente, las federaciones indígenas Fediquep, Feconacor, Opikafpe y Acodecospat exigen una nueva consulta previa para el lote. No obstante, según señalan, el Ministerio de Energía y Minas ha expresado su negativa ante el pedido.

Al respecto, el presidente de la Fediquep, Aurelio Chino, explicó que no aceptarán que se sigan tomando decisiones sobre los territorios que ocupan, sin que antes se les consulte. “Sin consulta no hay petróleo”, dijo Chino, de acuerdo a una nota de la Puinamudt.

Remediación ambiental y salud

Uno de los puntos fuertes en las demandas que hacen las organizaciones indígenas, además de la consulta, es la remediación ambiental.

Según una carta cursada por la empresa Pluspetrol al OEFA en 2015, hasta ese entonces se habían identificado 2.014 pasivos ambientales en el lote. Finalmente, la empresa abandonó el área sin hacerse responsable de dichos pasivos, aparentemente dejados por OXY.

Según señala el sitio web de investigación Ojo Público, que en setiembre de 2016 publicó una amplia investigación sobre el tema, la canadiense Pacific informó al Ministerio de Energía y Minas que no descontaminará los sitios afectados por sus antecesores.

Para las comunidades la remediación es urgente al igual que la atención en salud a los comuneros y comuneras del área de influencia del lote. Este punto se trata en las tres actas firmadas el año 2015 con el Estado, donde además se precisa el presupuesto que se iba a destinar a diversas acciones.

Las reuniones que tuvieron lugar el lunes 21 abordaron los temas de remediación ambiental, monitoreo ambiental y proyectos productivos. El martes la cita será con representantes del Ministerio de Energía y Minas, de Perupetro, del Viceministerio de Interculturalidad y de la Dirección de Consulta Previa del Ministerio de Cultura.

Datos:

-Las federaciones indígenas exigen también la remediación ambiental en el área del Lote 8, el cual cubre un sector de la cuenca del río Corrientes y de la Reserva Nacional Pacaya Samiria, en el río Marañón, territorio este último habitado por el pueblo indígena Kukama kukamiria. Este pueblo, en el Marañón, está representado por la federación Acodecospat.

-Desde inicios del mes de agosto, las comunidades del Corrientes se agrupan en la Feconacor. Esto luego de que denunciaran que la denominación Feconaco (Federación de Comunidades Nativas del río Corrientes) fue usurpada por un grupo de personas con ánimos divisionistas, según explicaron en un comunicado.

 

1146 Leído en total 3 Lecturas hoy